martes, 12 de marzo de 2013

CLÀSICOS - CABALGATA INFERNAL (The Long Raiders, 1980) de Walter Hill



LOS HERMANOS SEAN UNIDOS...


* * * * * 
EXCELENTE

 
Walter Hill, director de films como la saga de “48 Horas”, “Calles de Fuego” y “Encrucijada”, atravesaba su mejor momento artístico y se había probado como un director apto como pocos para el cine de acción. Aquí concibe un western no convencional al que le aporta el ritmo, personalísimo y desarrollo de los personajes, con una característica típica de su filmografía: la estilización visual. 

“Cabalgata Infernal”, pese a sus no convencionalismos, no esquiva las constantes reglas cañones del género: como lo son el honor, la traición y la justicia, si bien la violencia expuesta no se limita a emboscadas, tiroteos y atracos, sino que se sujeta a un estudio de los caracteres de estas pandillas que abundan en el Lejano Oeste y que derivan de forma inevitable en la decadencia posterior a la Guerra de Secesión, una observación a la que la etapa revisionista del western le dio otra óptica y que encuentra en Hill a un prolífico director para mostrarnos tal desarrollo evolutivo de la sociedad americana.

La historia de una banda de pistoleros, compuesta por integrantes de distintas familias, que se unen para llevar a cabo importantes asaltos a trenes y bancos. Sus miembros, Frank y Jesse James; Coleman, Jim y Bob Younger y los hermanos Miller, se convierten en el grupo de forajidos más famoso del lugar. Más tarde se les unirán Bob y Charlie Ford.
   
 “Cabalgata Infernal” despliega un amplio rango de hilos narrativos desde los cuales se construye la trama, matices varios a través de los cuales conocemos y nos adentramos en este grupo de marginales que a manera de emblema justiciero según las reglas del Oeste matan para defender su propia vida. Como dicho anteriormente, la violencia no es el leit motive del film, es solo un vehículo, por lo cual el film impacta desde ya por ser sangriento, pero el tono dramático y casi trágico de los eventos refuerza la figura de estos marginales, en medio de nostálgicos buenos viejos tiempos, que con fragilidad, frialdad y agonía ceden su terreno en un espiral de decadencia moral.

La barbarie da paso a la civilización, una veta que de forma similar abordara la corriente revisionista de los ’60 y su nueva visión sobre el lugar que reserva el Oeste para los nativos.
En el centro del relato, los protagonistas lo conforman parejas de hermanos. Lo mas curioso, llamativo y acertado del casting de actores es que los interpretes son realmente familias de hermanos actores en la vida real, vale decir: Keith, David y Robert Carradine, Dennis y Randy Quaid, James y Stacy Keach, cada uno por su parte y nunca mas acertado en esta elección para llevar la hermandad a la ficciòn.

El film aborda el vìnculo filial como fundamento casi de ley para el gènero, en lo que respecta a la lealtad de sangre, en este caso a la hermandad. Dicha premisa se trasluce en pantalla y el grupo de actores funciona a la perfección en este western clásico que le debe mucho a la mano de un director que, lamentablemente, desdibujara su trayectoria de los ’90 para adelante, con mas decepciones que aciertos.
 
Clip - trailer:

2 comentarios:

  1. Una pelicula muy atractiva, acción pura y dura y que fue de las que empezaron a recuperar un genero que andaba hundido en la serie b mas absoluta.

    Sin ser una obra notable, si es una mas que digna película sumamente entretenida. Ya que si algo sabe hacer este director es mantener el ritmo en sus peliculas. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer y comentar. Muy buen anàlisis de la pelicula y su contexto dentro del gènero. Coincido totalmente. Saludos.

      Eliminar