lunes, 3 de febrero de 2014

ARTÌCULOS DE CINE Nº 27 - "CINE Y BOXEO, UN ROMANCE SIEMPRE VIGENTE" (ESPN Deportes, 2014) por Carlos Irusta





De Niro y Stallone





Por Carlos Irusta (*)

De Niro y Stallone, que alguna vez hicieron de Jake LaMotta y Rocky, protagonizan la película Ajuste de Cuentas que consolida la duradera sociedad entre cine y boxeo.

Ajuste de cuentas pone, una vez más, al boxeo en la pantalla grande. Y de la mano de dos actores que, a su vez, tienen una gran historia con el tema. Ni qué hablar de Sylvester Stallone, se entiende, el ya legendario Rocky Balboa. ¿Y qué decir de Robert De Niro? Su interpretación de Jake LaMotta, de la mano de Martin Scorsese en Toro Salvaje (1980) está entre las más grandes películas dedicadas al boxeo. De hecho, ganó el Oscar al mejor actor principal por esta labor.

Ahora, ya muy veteranos, les toca enfrentarse a ambos en un paso de comedia del que no contaremos demasiado, puesto que el tema es verla sin demasiadas exigencias. La película, y su estreno en Buenos Aires, es un disparador inevitable para hacer una recorrida por producciones muy famosas y otras no tanto, que podrían muy bien estar a mano para esas tardes de verano, cuando hay demasiado para hacer...

Ya se sabe que la lista es enorme, ya que el boxeo ha sido, es y será una gran tentación para los cineastas. Y, además, cualquiera sea la lista, siempre podría ser corregida. Para comenzar podemos, al menos, intentar la separación en dos grandes grupos. Uno, el de las historias reales; otro, el del mundo de la ficción.

Ya mencionamos a Toro Salvaje, como una de las más grandes de todos los tiempos, en la que se cuenta la vida de Jake LaMotta, quien fuera campeón mundial de los medianos. Ya que estamos en la división de los 72,574kilos, podríamos agregar Edith y Marcel (1983), en la que se narra el apasionado romance entre el campeón mundial Marcel Cerdán (interpretado por su hijo, del mismo nombre, que también fue boxeador profesional) y Edith Piaf, con la dirección de Claude Lelouch.... No podemos olvidar al tremendo Paul Newman de El estigma del arroyo (1956), interpretando a Rocky Graziano con la dirección de Robert Wise.

Por derecho más que propio, se ganan lugares especiales en la lista las siguientes, basadas como quedó dicho, en historias reales: Gatica, El Mono (1993), de Leonardo Favio con Edgardo Nieva, ya un clásico. Cinderella Man (2005), con Rusell Crowe, dirigida por Ron Howard, recreando la vida de James "Jim" Braddock, campeón mundial de los pesos completos. Otra muy metida en una historia real, es The fighter (2010), de David O. Russell, en donde se recrea una parte de la campaña de Micky Ward, interpretado por Mark Wahlberg. Menciones especiales para Christian Bale (quien personifica a su hermano) y a Melissa Leo (como su madre) ambos ganadores del Oscar a la mejor actuación en roles secundarios. Recomendación aparte: El Huracán (1997), de Norman Jewison, con la dramática vida de Rubin Carter, una película que va más allá del boxeo para meterse en una historia descarnada y tremenda. Gran interpretación de Denzel Washington.

Muhammad Ali, por cierto, es todo un clásico. Hizo de él mismo en The Greatest (1977). A su vez, Will Smith lo interpretó en Ali (2001, de Michael Mann), mientras que varios documentales se han rodado sobre su vida. Cuando éramos reyes (1996, con Oscar incluido), A.k.a. Cassius Clay (1970) y Facing Ali (2009), entre otros. Para destacar: La pelea más dura de Muhammad Ali, producción de HBO del año pasado y los entretelones de su enfrentamiento con el estado por negarse a combatir en Vietnam.

La segunda parte de la lista incluye a boxeadores e historias de ficción. No hemos respetado un orden cronológico exacto ni tampoco es un ranking, sino la mención de aquellas que nos han parecido las más interesantes...

Empezamos con la irregular Homeboy (1988, dirigida por Michael Seresin), con Mickey Rourke, quien además de haber boxeado en la vida real, interpreta a un cowboy que no tiene problemas en meterse en un ring. Sigamos con un clásico de los 60: Réquiem para un peso pesado, de Ralph Nelson, con un impagable Anthony Quinn, y una aparición de Cassius Marcellus Clay. Un drama imperdible.

Fat City, llamada también Ciudad dorada (1972), está entre la lista de aquellas "que hay que ver", con la dirección de John Houston, quien a su vez, había sido boxeador alguna vez. Interpretada por Stacey Keach y Jeff Bridges.

Golpe a la vida, de 1997, con un inolvidable Daniel Day-Lewis es otra de la que no pueden faltar. Para destacar: Million dollar baby (2004) una historia dramática y tierna que se llevó cuatro Oscars: mejor película, mejor actriz (Hilary Swank), mejor actor secundario (Morgan Freeman) y mejor director (Clint Eastwood, quien además es el principal protagonista masculino).

Y, mientras para la mayoría la gran reina de las películas de boxeo sigue siendo Rocky y algunas de su casi interminable saga, seguramente usted también aportará una de sus favoritas.

Mientras tanto, el boxeo seguirá disparando historias para el celuloide por los tiempos de los tiempos...



(*) Carlos Irusta es uno de los periodistas de boxeo más reconocidos de la Argentina. Actualmente, conduce en radio el programa Ring Side en el Aire los domingos por la noche en AM 910, La Red, y en TV es una de las voces de Noche de Combates por ESPN. Además dirige la revista Ring Side. Fue prosecretario de redacción de la revista El Gráfico. Para seguirlo en Twitter: @carlosirusta Consulta su archivo de columnas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario